Sábado, 14 de Diciembre de 2019 | 5508933 páginas vistas
DEPORTES
OTRAS SECCIONES
foto
14-03-2014
LA ESCUELA DEPORTIVA MORATALAZ, UNO DE LOS ORGULLOS DEL BARRIO
Extensa entrevista al Director General de la Escuela Deportiva de Moratalaz, Jorge Vallejo, que muy amablemente nos muestra las dos caras de la Escuela Deportiva: la profesional llena de ilusión y la de las trabas que se han ido encontrando estos últimos años. 
En Moratalaz, desde hace unos 50 años, se viene jugando al fútbol y representando al distrito de cara al exterior. Quien más quien menos todos conocemos a alguien que ha jugado en alguno de los equipos del barrio o al menos identificamos sin dudarlo donde está el campo del Urbis, un icono ya del barrio. En el Informativo de Moratalaz hemos querido hablar con el Director General de la Escuela Deportiva de Moratalaz, Jorge Vallejo, que muy amablemente nos ha puesto al día de la actualidad del club, de su proceso de profesionalización y de los baches que se han ido encontrando por el camino, pero que en ningún momento les ha impedido sacar este bonito proyecto adelante, cargado de ilusión, educación y pasión por el fútbol.



Desde hace muchos años Moratalaz ha contado con distintos equipos de futbol, ¿cómo se decidió crear la Escuela Deportiva de Moratalaz y unificarlos en uno?

En el año 2006-2007 se fusionan Club Deportivo Moratalaz, Unión Morataleña, Nueva Castilla, Olímpico de Moratalaz, y Betancunia. Cuando se deciden hacer los dos campos de hierba, la Junta Municipal exige que se fusionen todos los clubes para que no haya uno que tiene las instalaciones y se convierta en un "a ti no te lo dejo, a ti sí"… obligan a todos los clubes de Moratalaz, excepto el Águilas, que estaba en el Polideportivo de Moratalaz y no quiso, a que se fusionaran para usar las instalaciones, naciendo así la Escuela Deportiva de Moratalaz.



Habría al principio alguna tensión entre clubes, supongo…

A nivel deportivo y a nivel directivo había sus choques, pero poco a poco se tendió hacia la misma línea. Es que se pasa de ser clubes de 10 o 12 equipos a ser casi 30, entonces el cambio se nota. Al principio había un director deportivo que también era entrenador, médico y de todo y él trabajaba además, por lo cual iba haciendo lo que podía por la escuela, trabajando desinteresadamente, y claro, con esa estructura no se puede llegar a todos los sitios… Se pasó de ser clubes de 200 chavales a uno de 800, de golpe. Entonces hubo un momento en el que hicimos la propuesta varios entrenadores de que cada uno coordinara una edad. Hicimos así un grupo de coordinadores que se encargaban de cada nivel y de que se llevara un seguimiento de quién subía y quién no. Y estuvimos con este modelo 2 temporadas. No obstante, aunque nos reuniésemos  faltaba una organización y alguien que guiase por el camino a seguir.



¿Y fue ya cuando te ocupaste tú?

Por mis circunstancias estaba abriendo y cerrando el campo, porque yo dejé mi trabajo, y ahí tienes contacto con los padres, si traen mercancías estas tú, y todo ese tipo de cosas… y al final poco a poco fue surgiendo; de tal manera que llegó un año que le hice una propuesta a la directiva (formada por 9 padres), puesto que todos tenían su trabajo y demás y el objetivo era profesionalizar la escuela había que tener a alguien que estuviera las 24 horas del día pendiente del club. Entonces aceptaron la propuesta y se creó la figura del director general, para que se encargara de todo: parte deportiva, administrativa, comercial, comunicación… No que lo hiciera todo él, sino que lo gestionará. También se buscó un director deportivo, que centralizara cómo trabajar, que llevase una metodología de entrenamiento, que la escuela funcionase siempre de la misma manera y que gestionase a los coordinadores, uno para cada etapa: iniciación, desarrollo y rendimiento.



¿Qué más cambios se hicieron?

Se pusieron varias normas para que siempre hubiera un porcentaje de chavales de la casa en el primer equipo, que el B fuera entero de gente de la escuela… Sin ser extremista en plan "aquí no puede entrar nadie de fuera"  pero sí poner unas normas para garantizar que niños que llevan aquí 8, 10, 5 años puedan llegar arriba. Con esto se consigue que los chavales tengan más ese sentimiento de pertenencia y que puedan llegar al primer equipo gente de 18, 20 años, frente a lo que te encuentras en muchos clubes de preferente, que tienen en torno a 27, porque solo priman los resultados y si bien eso es importante no es lo más importante. Luego ocurre que los fichan clubes de Segunda B, que debuta en el Madrid o en el Alcorcón y te enorgullece, te hace ver que algo se está haciendo bien en el club. De hecho somos a día de hoy club convenido con el Real Madrid.



¿Y el resto de áreas como se organizan?

Hay una parte administrativa en la cual hay una secretaria que está en Juan Francisco de Luján, que se encarga de darle a esto una seriedad y que atendiese de lunes a viernes: para reconocimientos médicos, fichas, información de la escuela, pago de cuotas… También hay una parte comercial, de captación de patrocinadores, que mayoritariamente la hago yo junto con Llorente (Joyerías Llorente), se organizan viajes y campus de la escuela. Y por último una persona de comunicación que hace las entrevistas, lleva las redes sociales, también otro que monta los videos, se hacen las crónicas y demás.



Entonces en resumidas cuentas os financias con los sponsors, la cuota de los niños y ¿recibís alguna ayuda de la Junta o de los presupuestos?

Lo más importante es la cuota de los niños, que es casi el 80%. Ese otro 20% es lo que te marca un poco la diferencia de poder tener unas cosas u otras. Subvención, ninguna. Sí que es verdad que suelen caer  5.000 o 6.000 euros, previo haberlo pedido a través de la Federación madrileña, y te lo da la Comunidad de Madrid, pero ten en cuenta que nuestro presupuesto anual ronda los 400.000 euros.



¿Y alguna novedad, dentro de ese 20%, que sea reseñable?

Contamos con un programa en el que se almacenan todos los datos de cada jugador a lo largo de su paso por la escuela: su ficha, los minutos que ha jugado, cuantos de titular, cuantos de suplente, las lesiones, los goles, tarjetas, etc. Además también contamos con un fisio, disponible para los chavales.



Y en cuanto a la metodología que tenéis, ¿cómo se decidió definir un estilo de juego concreto?

Nos pasamos un cuestionario en el cuerpo técnico preguntándonos que sería lo ideal, como nos gustaría que se jugase, y a partir de ahí desarrollamos nuestro árbol de conceptos. Nosotros lo hemos denominado entrenamiento por conceptos.

Todo esto viene a raíz de Antonio Díaz Carlavilla, que a día de hoy está con Kike Sánchez Flores en Dubai. Él estaba de entrenador en el Madrid C, salió de ahí y yo a través de Paco Gallardo, que estaba en el Castilla, me enteré de que salía Antonio y me puse en contacto con él. Empezamos a darle vueltas a esto y finalmente lo iniciamos, hace tres temporadas, él como director deportivo. Cuando le llamó Kike Sánchez Flores se tuvo que ir pero en su puesto vino Guti (ex entrenador del Madrid, no el jugador), con el que actualmente contamos.

Podremos equivocarnos o no con los ideales con los que queremos que se queden los chicos pero como esto es subjetivo, nosotros hacemos lo que creemos es lo mejor para formarles y educarles en los valores del deporte. Trabajamos para futuro, no solo para ganar el sábado siguiente.



Y volviendo al tema de los números, ¿qué es eso de que tenéis que pagar por el campo unos 60.000 euros al año?

Te explico. La temporada pasada, el 10 de julio o por ahí llegó una notificación de que ese agosto no se iba a renovar la cesión del campo porque salía a concurso público. Con todas las plazas cogidas, los equipos inscritos en la federación, con todo preparado vamos. Hubo reuniones de todo tipo para ampliar el plazo o lo que fuera pero no hubo manera. Al final pasó que para el 31 de agosto no estaban preparados los pliegos y por lo tanto el concurso salió bastante más tarde.  Durante esos meses, hasta diciembre, las instalaciones fueron el Polideportivo de la Elipa, el Lily Álvarez y el Polideportivo de Moratalaz, con lo cual le tenías que pagar alquileres a ellos directamente. No había una seguridad de que ganásemos el concurso, lo podría ganar cualquier empresa y decidir hacer cualquier cosa con el campo.

Una vez salió el concurso a este campo se presentaron 4 empresas. El precio de salida era 5.000 euros al año, y el que hiciera la mejor oferta se lo quedaba. Te digo la mejor oferta porque hasta entonces en todos los pliegos la oferta educativa valía un 65%-70% y la oferta económica un 30%; y aquí se han cambiado las tornas: la oferta educativa era un 25%, un 10% para discapacidad, empleados y demás, y un 65% la económica. Es decir, cualquiera que ganara la económica ganaba el concurso. Entonces nosotros ofertamos 20.000 euros, porque éste siempre había sido como el icono de Moratalaz, y queríamos ganar este campo a toda costa. El otro que se ofertaba, el Lily Álvarez, su precio de salida era 27.000 y suscitaba para el exterior más interés porque contaba con pistas de paddle y demás.

Quien terminó llevándose ambos campos fue School Padel Center, que ofertó por el Urbis 25.000 euros y por el Lily 50.000, en total 75.000 euros. Hasta la fecha, nosotros como Escuela Deportiva Moratalaz estábamos pagando 20.000 euros por ambas instalaciones y teníamos el uso y disfrute de ellas.

¿Y eso a quién se lo pagabais?

A la Junta Municipal, esto siempre ha sido de la Junta Municipal. Pasó que en el primer concurso no hubo concurso como tal. Nos dijeron que nos fusionásemos todos los clubes y nos lo daban para que toda la gente del barrio hiciera uso y disfrute de las instalaciones. Al sacarlo a concurso corres el riesgo de que venga un club de fuera de Moratalaz, se lo lleve y te quedes sin instalaciones, y adiós 50 años de tradición.



Lo idóneo hubiera sido un pliego dirigido ¿no?

Claro. En Móstoles por ejemplo salió un pliego en el que se especificaba que se tenía que ser de la comunidad, tener más de 700 socios, etc; y en este caso se lo llevó el Club de Móstoles Urjc. Con esta forma facilitas que el campo se lo lleve quien lo ha estado usando siempre… ¿A más dinero? Perfecto. Que se echen cuentas de cuanto se necesita y que suban el canon, pero dirígelo para que lo siga disfrutando el barrio.

Aquí, con la empresa que entró, tuvimos la gran suerte que hubo buenas negociaciones, hubo muchísimas reuniones y coincidíamos todos en que lo prioritario era que ningún niño se quedase sin jugar. Incluso, en vez de exigirnos unos horarios, nos preguntaron qué horarios nos interesaban y con las horas libres ellos ya gestionarían sus actividades. Firmamos un contrato de 7 años, que es el tiempo que tienen de arrendamiento, con la posibilidad de que luego haya una prórroga de 3 años. Durante este tiempo la Escuela tiene garantizada la continuidad, lo cual nos reporta una seguridad para trabajar y seguir creciendo.



Por último, tras esta clase ilustrativa y lo bien que parece estar montado el club queda preguntar ¿cómo se hace uno socio de la Escuela Deportiva de Moratalaz?

El socio cuando hay reuniones tiene voz y voto, es decir, forma parte de las decisiones de la escuela. Serlo vale 25 euros. Y obtiene por ejemplo descuentos en la gorra y polo del club, en las tiendas patrocinadoras, y hasta en el fisio de la Escuela Deportiva. Queremos tener más socios porque son masa social que te puede ayudar a atraer más patrocinadores aún y seguir mejorando y creciendo.

COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
VOLVER
Buscar palabra o frase
PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader Periodico en PDF

RSS
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION | HISTORIA MORATALAZ
Agenda comercial | Enlaces | Anuncios clasificados | Televisión Moratalaz